Es importante destacar que la necesidad de agitar y calentar la resina epoxi no es específica de una marca o de un tipo en particular, es una necesidad común en todas ellas.  Independientemente de la marca o la fórmula, la temperatura y agitación es una parte esencial del proceso para garantizar un color uniforme y prevenir problemas de tonalidad.

TEMPERATURA

Las resinas epoxi son sensibles a la temperatura. El calentamiento de las mismas es un paso importante para lograr la uniformidad en el color y la textura.

A continuación, analizaremos por qué este proceso es fundamental:

    • Prevenir la sedimentación de los pigmentos

Con el tiempo, los pigmentos utilizados en la resina epoxi pueden sedimentarse. Cuando esto ocurre, los colores no son homogéneos  y la resina resultante puede tener áreas con colores desiguales.

    • Prevenir la cristalización de la resina

Algunos tipos de resinas, a bajas temperaturas, pueden cristalizar, es decir, podemos observar que la resina se ha espesado y presenta cierta opacidad, debido a la aparición de partículas o cristales en suspensión.  

    • Mantener la Viscosidad Adecuada

La resina epoxi a menudo tiene una viscosidad específica que facilita su aplicación en diferentes proyectos. El calentamiento de la resina ayuda a mantener esta viscosidad dentro de los parámetros deseados, lo que es esencial para la fluidez durante su aplicación.

    • Facilitar la Mezcla
    • Facilitar la extracción de aire y, por lo tanto, evitamos las molestas burbujas

Para su catalización, es decir su endurecimiento, la resina epoxi necesita un catalizador. A temperaturas más bajas, la resina puede volverse más densa y difícil de mezclar. El calentamiento ayuda a reducir esta viscosidad y facilita la mezcla uniforme del catalizador.

Existen varias formas de calentar la resina epoxi para asegurarnos de que los pigmentos estén dispersos y que los colores permanecen vivos:

Introduciéndolos en un Horno de Esmaltado

Un método común es calentar la resina epoxi introduciéndola en un horno a una temperatura entre 50ºC – 60ºC. Debemos asegurarnos de que el horno esté limpio y libre de contaminantes. Introduciremos el ESMALTEX en su envase original y lo dejaremos dentro del mismo que se vaya calentando. El calentamiento suave ayudará a que los pigmentos  queden dispersos correctamente.

Depositándolos encima de una Mesa de Esmaltado

Otra técnica que podemos utilizar es poner los envases de ESMALTEX  encima de una mesa de esmaltado. La mesa de esmaltado tiene una superficie caliente que mantiene la resina a una temperatura adecuada para evitar que los pigmentos se depositen en el fondo.

Calentándolos al “Baño María” (baño de Agua Caliente)

Calentándolos al “Baño María” (baño de Agua Caliente): Llenar un recipiente con agua caliente (asegurándonos de que no esté hirviendo) y colocar el envase de ESMALTEX  en el agua. Esto permite que la resina se caliente gradualmente.

Esperar y Agitar: Después de unos minutos, retirar el envase de resina del agua caliente y agítarlo nuevamente siguiendo los mismos pasos que mencionamos anteriormente.

Independientemente de la técnica elegida, es importante mantener una temperatura constante durante el tiempo de trabajo con la resina. Esto garantiza que los pigmentos no tengan la oportunidad de sedimentarse nuevamente mientras estamos trabajando con ella.  El uso de termómetros o termostatos precisos puede ayudarte a controlar la temperatura de manera efectiva.

En resumen, el calentamiento de la resina epoxi es un paso crucial al trabajar con pigmentos para lograr la uniformidad en el color y la textura. Evita la sedimentación y compactación de pigmentos y mantiene la viscosidad adecuada.

En Coniex disponemos de hornos de esmaltado y mesas de esmaltado para poder realizar con éxito las acciones recomendadas

AGITACIÓN

La agitación es otro factor esencial en el proceso de mezcla de las resinas epoxi.

Es esencial agitar la resina antes de mezclarla con el endurecedor. La resina epoxi almacenada por cierto tiempo, puede llevar a la separación de sus componentes. Esto significa que los pigmentos, que son los agentes que colorean la resina, tienden a asentarse en el fondo.

La falta de agitación antes de la mezcla puede dar como resultado una resina con colores desiguales. Por lo tanto, agitar la resina en su envase original es un paso crucial para asegurar un color uniforme.

Antes de proceder a realizar la mezcla ESMALTEX+CATALIZADOR, debemos iniciar el proceso de homogeneizar la mezcla de la resina epoxi con los pigmentos.  Sigue estos pasos para asegurarte de que los pigmentos se distribuyan uniformemente:

Agitar la resina en su envase original, de manera constante durante al menos cinco minutos, de manera manual o bien con un agitador automático.

Recuerda que cada marca y tipo de resina epoxi puede tener sus propias recomendaciones y proporciones de mezcla, por lo que es esencial leer y seguir las instrucciones del fabricante.

Siguiendo estos consejos, obtendrás un ESMALTEX de color vivo y brillante, además de su facilidad de uso durante su aplicación.