Cabinas de chorreado primera parte

En el siguiente artículo, analizamos las cabinas de chorreado y su función con los distintos tipos de tecnologías que se utilizan para proyectar los abrasivos de acabado superficial.

sat2  En las situaciones puntuales en las que no se puede realizar la proyección de abrasivos mediante aire comprimido en recintos cerrados, es cuando puede realizarse al aire libre, o también denominado a chorro libre.

Las grandes estructuras, bien de obra civil, edificios, silos, barcos, se suelen chorrear mediante esta modalidad dada la incapacidad física de hacerlo en un recinto.

Pero hay que considerar diferentes inconvenientes; por una parte el medioambiental, el económico (es díficil recuperar el abrasivo proyectado), y el de la calidad (al no poder recoger, usamos abrasivos de poca calidad).

Siempre que sea posible por tanto y que evidentemente hay una repetitividad utilizaremos cabinas o salas de chorreado. Las podemos diferenciar por estos nombres cabinas / salas en función de si el operario está fuera de la zona de proyección (cabina) o dentro de la cabina de chorreado (salas). Aunque es muy común llamar a ambos tipos cabinas de chorreado o sanblasteado en México y otros países de Centroamérica.

CABINAS DE CHORREADO

También conocidas como cabinas de mangas, porque el operario accede a la manipulación de las boquillas o pistolas de chorreado mediante unos guantes o manguitos.

Este tipo de máquinas pueden disparar bien en succión (o Venturi), bien en presión directa.

Cabinas de chorreado en Venturi

Son las mas habituales, son fácilmente reconocibles porque a la pistola de disparo, que además tiene aspecto de una pistola propiamente dicha, llegan dos mangueras . Una de ellas la inferior la conecta con el abrasivo, la otra es la que conecta con el aire comprimido.

El funcionamiento es sencillo, el aire comprimido que llega del compresor genera al llegar a la pistola un efecto de succión (Venturi), que eleva el abrasivo desde un depósito inferior hasta alcanzar la pistola, donde se encuentra con el chorro de aire comprimido, mezclándose ambos y saliendo disparado por la boquilla.

fn-36  Este tipo de máquinas se emplean en la mayoría de las aplicaciones de limpieza, satinados, rebarbados de aleaciones, etc. con abrasivos como la microesfera de vidrio o el corindón.

Cabinas de chorreado en presión directa

Cuando se pretenden abordar otras aplicaciones donde se requiere más intensidad, como por ejemplo, decapados de pintura, creación de rugosidades altas o simplemente aumentar la productividad se sustituye el sistema de disparo anteriormente descrito, por un sistema de disparo en presión directa o sobrepresión.

Para ello la cabina se conecta con una arenadora, sopladora o grupo de presión, como queramos llamarlo. Este grupo suele ir instalado bajo la cabina para recibir por gravedad el material lanzado y cerrar el circuito, o también situado, para aplicaciones y/o diseños más técnicos, en un lateral de la cabina y en muchas ocasiones con un ciclón por encima para la selección de abrasivo/ residuos